Restaurar un mueble con chalk paint

Cómo restaurar un mueble con pintura chalk Paint

Chalk Paint, perfecta para restaurar

Todos tenemos en casa algún mueble que no nos agrada demasiado, que compramos deprisa y corriendo apremiados por la necesidad, que se ha pasado de moda o, simplemente, que estamos cansados de ver día tras días. Darle un aire completamente nuevo sin ser un experto en artesanía y sin invertir una cantidad exagerada de tiempo es hoy posible gracias a la pintura chalk Paint.

Qué es la pintura chalk Paint

Restaurar un mueble con chalk paintLa pintura chalk Paint es una pintura al agua que incluye partículas de tiza en su composición, lo que le otorga un precioso acabado mate envejecido perfecto en decoración. Su popularidad se debe a varias razones: su precio, ya que es bastante económica si la comparamos con otros productos de restauración; su versatilidad, pues lo mismo nos sirve para pintar un armario que objetos delicados de decoración como candelabros y relojes y, la más importante, su facilidad de aplicación.

Hasta la irrupción de este material cuando uno quería restaurar un mueble debía enfrentarse a la ardua tarea de quitarle la pintura anterior con decapantes y disolventes, lijarlo, limpiarlo, darle dos manos de imprimación lijando entre ellas, volver a lijar antes de empezar a pintar una primera capa, lijarla, aplicar una segunda capa y rezar para que quedase bien. Una vez logrado el acabado deseado, había que aplicar un barniz o cera protectora que garantizase que nuestro trabajo no iba a echarse a perder. Un montón de tiempo y dinero invertido que quitaba las ganas de restaurar nada antes incluso de empezar.

La pintura chalk Paint reduce todos esos pasos a: pintar tantas capas como quieras para lograr el acabado deseado y aplicar cera o barniz protector. ¡Así de fácil!

En el mercado encontrarás un montón de marcas y colores, todas con calidades muy similares. Presta atención también a la cera recomendada por cada fabricante. Aunque lo habitual es aplicar una cera mate incolora también las hay ligeramente coloreadas para dar a tu mueble un tono más o menos envejecido.

Cómo restaurar tu mueble con chalk Paint

Restaurar un mueble con chalk paintLo primero que debes hacer es preparar la superficie sobre la que vas a trabajar cubriendo bien el suelo con telas viejas, cartones o papeles de periódico. Aunque la pintura chalk Paint es al agua y se elimina fácilmente con una bayeta siempre es más cómodo recoger los cartones y tirarlos directamente que andarte limpiando y limpiando.

Limpia bien el mueble con un trapo seco para asegurarte que no quedan restos de polvo, productos de limpieza, etc. Si ves alguna imperfección en la madera puedes pasar una lija suave para eliminarla.

Planifica bien cómo vas a pintar tu mueble. Las opciones son infinitas. Te contamos algunas de las más empleadas.

  • En armarios. Una tendencia muy frecuente es aplicar un color muy fuerte como base, por ejemplo una berenjena, granate, azules fuertes, el que más te guste y combine con los tonos de tu casa. Sobre esa base se aplican un par de capas de un tono más claro en la escala de los grises, los cremas y los pasteles. Ten en cuenta que cuanto más fuerte sea el color de fondo más capas necesitarás para cubrirlo. Después, y siempre que la pintura esté seca, se pasa una lija muy suave por las aristas de los muebles, los tiradores, los cantos y algún toque en las puertas de tal forma que la pintura clara se levantará y dejará ver debajo el tono usado en la base. Si eres de los que se atreven a poner tonos fuertes en su casa, también puedes hacerlo al revés.
  • En cajoneras y mesillas. Aplica un tono que te guste en el conjunto del mueble, tanto en el exterior como en el interior pero sin tocar los cajones. En el frente de estos pintaremos con un color en claro contraste con el usado en la base del mueble. Hay quien incluso se atreve a decorar un cajón con cada color o poner papeles pintados en cada uno de ellos para darle un toque aún más innovador.
  • En estanterías. Dos opciones son las más habituales: elegir un color para la estructura de la estantería y un tono diferente para cada balda o aplicar un color en la estructura y las baldas y uno distinto en el tablero frontal de la estantería.

Elijas la técnica que elijas es importante que apliques la pintura con una brocha plana y en pinceladas muy largas. Si ves que queda demasiada pintura pasa un rodillo de espuma por la superficie para que alise el acabado. Ve dando tantas capas como sea necesario hasta lograr el tono que más te guste. La pintura chalk Paint seca muy rápido por lo que podrás dar las manos de forma rápida y sencilla, dependiendo eso sí del tamaño del mueble.

Una vez hayas acabado, coge la cera incolora y aplícala con un trapo de algodón. Mójalo suavemente en la cera y ve extendiéndola por la superficie de tu mueble. La madera es un elemento vivo y es preferible que uses cera a barniz, pues lo absorbe mejor y si pierde el brillo puedes darle un poco más de cera siempre que quieras. Sin embargo, si vas a colocar tu mueble en el baño o la cocina, donde tendrá que hacer frente a fuertes temperaturas y la condensación del agua, o si es la superficie de una mesa sobre la que vas a trabajar es mejor aplicar una capa de barniz satinado que aísla mejor la pintura y mantendrá tu mueble en perfecto estado mucho más tiempo.

Una vez acabado, puedes limpiarlo de la misma forma que haces con el resto de tus muebles.

Tags: hogar,

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *