Los trámites para empezar una reforma

Los papeles de tu reforma, en regla

Además de decidir los cambios que haréis en la casa y buscar el personal cualificado y los materiales que más te gustan, iniciar una reforma te obliga a cumplir con una serie de trámites administrativos y pagos de determinadas tasas. Su cuantía dependerá de la dimensión de tu obra y del lugar donde vivas, ya que los ayuntamientos tienen plena competencia en esta materia y pueden fijar los impuestos que graban este tipo de operaciones.
Estos son los que deberéis poner en marcha en Madrid.

Reformas en el interior del hogar

Las modificaciones en la fontanería, electricidad, suelos, alicatados y cualquier cosa que afecte al interior de tu vivienda no requiere permiso municipal ni pago de tasa alguna. Sólo en caso de que quieras instalar un contenedor para los escombros (o un saco si tu obra es pequeña) deberás obtener un permiso de ocupación de espacio público que se cobra en función del tamaño del contenedor y los días de ocupación. Además, si habéis decidido deshaceros vosotros mismos de los escombros en el punto limpio más cercano a tu vivienda, ten en cuenta que estos limitan la cantidad diaria de residuos que cada ciudadano puede depositar.

Cambios en la distribución de la casa

Si tu intención es mover tabiques y cambiar la estructura general de tu vivienda sí necesitarás un permiso municipal donde figure una descripción detallada de la reforma, los planos de la modificación y un presupuesto de tus albañiles, pero no la supervisión de un técnico colegiado.
Además, lo más probable es que tengas que pagar dos tasas:
– Por prestación de servicios urbanísticos. Es de unos 280 euros para viviendas inferiores a 500 m.
– Impuesto de Construcción, Instalaciones y Obras (ICIO) que asciende a un 4% del presupuesto que presentes.
A esto deberías sumar los derivados de la instalación del contenedor si necesitáis ponerlo y otro por la colocación de andamios si los ponéis.

Reformas en la estructura de la casa

En este caso las modificaciones afectan al diseño y la construcción original. Necesitarás un permiso municipal como en el caso anterior y la supervisión de un técnico colegiado que presente el proyecto y lo firme. Valdría tanto la firma de un arquitecto como la de un ingeniero.
En el caso de las tasas, la de prestación de servicios urbanísticos ascendería a 600 euros para superficies inferiores a 200 m y el ICIO es igualmente del 4% del presupuesto, añadiéndose los costes de escombros y vallas.

Tags: hogar,

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *