Qué es la arquitectura sostenible

Qué es la arquitectura sostenible

La arquitectura sostenible, una tendencia al alza

El cambio climático, el calentamiento global y las catástrofes naturales recurrentes hacen que cada vez nos preocupemos más por el medio ambiente. La arquitectura sostenible es la forma en que el mundo de la construcción y el diseño ha dado respuesta a esta conciencia ecológica.

Podemos definir la arquitectura sostenible como aquella que tiene en cuenta el medio ambiente, busca optimizar los recursos naturales y emplea medios, materiales y sistemas de edificación que minimiza el impacto ambiental de los edificios sobre el entorno y sus habitantes. Además, pretende fomentar la eficiencia energética para que no generen gastos innecesarios y aprovechen los recursos del entorno a través de energías renovables como la solar o la eólica.

Los principios de la arquitectura sostenible

Hay algunas “leyes generales” que reúnen los proyectos de arquitectura sostenible:
– Toma en cuenta las condiciones climáticas, los recursos hidrográficos y los ecosistemas de su entorno cuando se planifica el proyecto para que este influya lo menos posible sobre él.
– Se usan materiales de construcción con muy bajo consumo energético.
– Se buscan sistemas de aislamiento que permitan una reducción del consumo de energía derivado de la calefacción, la refrigeración y la iluminación del edificio.

Pioneros en arquitectura sostenible

Pese a que es ahora cuando se está poniendo de moda y se están proyectando más edificaciones “eco”, la arquitectura sostenible comenzó en los años 30 y 40 del siglo XX de la mano de arquitectos como George Fred Keck o Victor Olgyay que desarrollaron los primeros proyectos de arquitectura solar.
Ya en los 70 a estas ideas se incorpora la de la recuperación de tradiciones constructivas ancestrales y se empiezan a emplear materiales como la tierra cruda.
En los últimos tiempos, arquitectos tan conocidos como Norman Foster y Richard Rogers se adscriben a la arquitectura high-tech sostenible y aunque sus obras están entre las más costosas de nuestros tiempos, sí se preocupan por optimizar los recursos.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *