Cómo insonorizar una vivienda

Cómo insonorizar una vivienda

Insonorizar una vivienda reducirá el nivel de ruido.

El tráfico, las máquinas, las obras, los vecinos… Muchas son las fuentes de contaminación ambiental que nos afectan en las ciudades; tantas que el ruido es uno de los principales inconvenientes de la convivencia vecinal y una de las principales fuentes de conflicto.

El nivel de ruido no debe sperar los 35 decibelios durante el día y los 30 por la noche.

La legislación europea considera que los 65 decibelos son el nivel a partir del cual un sonido se convierte en ruido molesto. Sin embargo, las normativas de locales suelen reducir esta cifra a 35 decibelios durante el día y 30 durante la noche.

Un nivel excesivo de ruido a nuestro alrededor alterará no sólo nuestros nervios sino también nuestra salud puesto que dificulta el descanso, aumenta la tensión y las constracturas musculares y puede hacer que padezcamos depresión y ansiedad, motivos todos que justifican la necesidad de insonorizar una vivienda si queremos vivir en ella. No se trata de garantizar un aislamiento total, algo que sería muy difícil y muy costoso, sino de asegurarnos de que el nivel de ruido que recibimos nos permite llevar nuestro día a día con tranquilidad y paz.

Cómo protegerse de los ruidos externos

Los edificios reciben mucho ruido del exterior. Para insonorizar una vivienda lo ideal es aislar los muros exterioes recurriendo a hormigón, cemento o ladrillos de al menos un centímetro de grosor, lo suficientemente robustos como para amortiguar el ruido. El principal inconveniente de esta opción es que es cara y requiere de grandes obras en todas las fachadas. Una alternativa eficaz si tu fachada tiene cámara de aire es rellenar esas zonas con materiales como el poliuretano, las láminas viscolásticas o la lana de roca, productos todos ellos que no son conductores del sonido y que aíslan bastante bien.

Además, conviene que instales ventanas insonorizadas. En este sentido, tienes dos opciones, bien elegir ventanas con doble cristal o bien instalar dobles ventanas. En ambos casos lograréis aislar una gran cantidad de ruido. Forrar las paredes con láminas de corcho o madera también ayuda, pero te obligará a hacer reformas en casa.

Cómo evitar los ruidos del edificio

El ascensor, las puertas del vecino, la música y televisión que oye con un volumen demasiado alto, las pisadas con tacones, los objetos que se caen. Los propios edificios cuentan también con algunos ruidos que pueden amargarnos el día. El primer aislante que podremos usar serán las paredes. Los tabiques de ladrillo aíslan mejor que los de pladur. Si las de tu casa están hechas con este último material plantéate la posibilidad de hacer otro tabique paralelo y llenar el interior con los materiales no conductores que hemos mencionado antes.

Para evitar los ruidos a tu vecino de abajo y los del vecino de arriba tendríamos que trabajar sobre los techos de las viviendas. Bajarlos y crear un falso techo a 10-30 centímetros del original reducirá sobremanera cualquier sonido; a mayor espacio, mayor reducción. Igualmente podemos actuar sobre los suelos, instalando sistemas de suelos laminados que dejan una pequeña cámara de aire entre la superficie sobre la que se asientan y la capa externa y amortiguan bastante las pisadas y los golpes. Además, distribuye tus aparatos electrónicos como la televisión o los aparatos de música lo más alejados posibles de los tabiques de los vecinos para no incomodarles.

Otros contenidos del blog de interiorismo

Cómo y cuándo instalar una ducha a ras de suelo

Toma nota de los consejos básicos a tener en cuenta a la hora de instalar una ducha a ras de suelo para evitar problemas.

Claves a tener en cuenta antes de decorar

Toma nota de los aspectos básicos que debes tener en cuenta cuando vayas a decorar tu casa y acertar en las elecciones que tomes.

Cómo y cuándo instalar una ducha a ras de suelo

Toma nota de los consejos básicos a tener en cuenta a la hora de instalar una ducha a ras de suelo para evitar problemas.

Los trámites para empezar una reforma

Repasamos los trámites administrativos y las tasas que debes abonar si quieres hacer una reforma en tu casa en Madrid.

Tags: hogar,

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *