Cómo iluminar una oficina correctamente

Cómo iluminar una oficina correctamente

Iluminar una oficina de forma eficiente mejora el rendimiento

Pese a las ventajas del teletrabajo y las políticas de conciliación aplicadas en muchas empresas, la oficina se convierte en nuestro segundo hogar, el lugar donde pasamos unas ocho horas al día. De ahí que iluminar una oficina de forma adecuada sea fundamental para nuestro rendimiento y nuestra salud.

Dado que la luz natural no permite iluminar por sí sola espacios de trabajo, conviene optar por sistemas mixtos

Los aspectos básicos

Tener en cuenta cómo influye la luz natural sobre el entorno de trabajo y saber usar la artificial es fundamental a la hora de distribuir los espacios en los que se desarrollarán las diferentes tareas de nuestra empresa. De una buena distribución de la luz y los entornos dependerá en gran medida la eficiencia del espacio disponible.

Cómo influye la luz natural

Cómo iluminar una oficina correctamente

Si al hablar de la iluminación de una vivienda nos referíamos a la luz del sol como uno de los recursos más deseados por las familias, en el caso de las oficinas su presencia no es tan aplaudida. La luz solar es cambiante, basta una nube gris para oscurecer cualquier entorno y muchas veces no es suficiente para trabajar en buenas condiciones.

A la hora de iluminar una oficina es fundamental evitar la incidencia directa de la luz sobre los puestos de trabajo. Si tu oficina dispone de grandes ventanales, instala cristales tintados, vinilos, estores y cortinas que permitan desviar y difuminar esas señales lumínicas que pueden causar molestos destellos y reflejos en los puestos de trabajo.

Nunca coloques mesas de frente o de espaldas a las ventanas por el riesgo de reflejos en las pantallas del ordenador. Los espacios que más luz del sol reciben son perfectos para zonas de poco uso como la cocina, zonas de almacenaje, archivos, pasillos…

Cómo escoger la luz artificial

luz-artificial

Dado que la luz natural no nos permite iluminar una oficina por sí sola, deberemos optar por sistemas mixtos en que se emplee esta y la artificial.

¿Has pasado alguna vez por un edificio de oficinas y te ha sorprendido ver todas las luces encendidas a media mañana? No es una decisión baladí ni gratuita. Si se pudiese prescindir de la iluminación artificial en las oficinas, las empresas lo harían de mil amores y así conseguirían ahorrarse facturas astronómicas. Lamentablemente esto no es posible ya que una buena iluminación es fundamental para poder desarrollar bien nuestra tarea. Está demostrado que una correcta iluminación mejora la productividad, minimiza los errores y la fatiga y absentismo de sus trabajadores. Forzar a vista, ya sea por exceso o por defecto de luz, causa fatiga y sequedad ocular, dolor de cabeza, contracturas musculares al mantener posturas forzadas en busca de la mejor luz…¿Te parecen pocas razones para pensar dos veces cómo instalar la iluminación artificial de tu oficina?

Para una optimización de la iluminación lo mejor es colocar zonas de iluminarias a lo largo y ancho de toda la oficina, asegurándonos de que va a haber al menos una fuente lumínica apuntando en horizontal cada mesa y ordenador. La luz horizontal minimiza las sombras y reduce al máximo los molestos reflejos en las pantallas.

Elige una luz artificial lo más parecida posible a la natural que recibe tu edificio, así evitarás que tus trabajadores se deslumbren al pasar de mirar la pantalla a contemplar las ventanas e instala las luminarias a partir de 1,5 metros en paralelo desde las ventanas. Si optas por sistemas de bajo consumo, además de proteger el medio ambiente, ahorrarás unos euros en esta partida de gasto.

Recuerda además que el color tiene una gran influencia sobre la percepción de la luz y escoge tonos muy suaves (blancos, grises y beiges) para las paredes y el mobiliario de tu oficina, siempre en materiales mate para evitar reflejos.

La empresa Ofita ha elaborado una completísima Guía de iluminación en los entornos de oficina donde encontrarás detalles de la cantidad de luz que conviene instalar según las condiciones exactas de tu empresa. No dejes de consultarla si te han quedado dudas.

Tags: oficina,

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *