Cómo decorar un dormitorio infantil

Cómo distribuir un dormitorio de bebé

El dormitorio de bebé, una ilusión por nacer

La llegada de un niño a un hogar es siempre motivo de alegría y decorar un dormitorio de bebé es uno de los aspectos que más ilusión hace a los padres. Os damos algunas claves para que la tarea sea más sencilla y el resultado, perfecto.

El color

Los tonos pasteles son los más indicados en un dormitorio de bebé: crudos, amarillos, rosas empolvados, azules cielo y amarillos limón redundan en ese toque de ternura que rodea al mundo infantil. Además, puedes colocar un vinilo en la pared para darle un toque más original.

Las cortinas

Los estores de telas vaporosas y suaves en el mismo tono que las paredes y con detalles bordados en tonos contrastados dan un toque de color sin resultar estridentes.

La cuna

Lo habitual es comprar una minicuna o cuco para las primeras semanas de vida del bebé y una cuna de madera y barrotes hasta que pase a la cama. Colócala en un lugar seguro, lejos de la ventana para que no le afecten las corrientes de aire y tampoco demasiado cerca de los radiadores. Asegúrate de que dispones de una amplia zona para maniobrar alrededor. Un espacio de unos 70 cm libre a cada lado de la cuna os permitirá llega a vuestro bebé más fácilmente. Elige una en tonos blancos pues es la más fácil de combinar con el resto de elementos y puedes cambiar los textiles y darle un toque completamente nuevo al dormitorio.

El armario

El hecho de que ahora la ropita de tu bebé sea muy pequeña no quiere decir que tengas que poner un armario de dimensiones reducidas. El pequeño crecerá y necesitarás más espacio. ¿Por qué comprar dos muebles si no hay necesidad de ello? Si no dispones de uno empotrado compra uno y colócalo en una de las esquinas del dormitorio, en un tono de madera claro como el haya pues son los que mejor combinan con las propuestas infantiles y juveniles. Si tiene cajones en la parte baja, mejor. Te permitirá ordenar mejor sus cositas.

El cambiador

Los hay de muchos tipos: fijo o plegable, con o sin bañera, sobre una cajonera… Colócalo en un lugar bien iluminado para poder limpiar bien al bebé. La opción de cambiadores con cajones es cómoda, decorativa y práctica. ¿Qué te parece poner tiradores infantiles con formas para darle un toque más innovador?

Otros muebles

Una mesita auxiliar, una butaca para dormirle los primeros meses, una estantería para colocar sus primeros cuentos y juguetes y un baúl pequeñito os ayudarán a completar el mobiliario de un dormitorio de bebé.

Tags: dormitorios, hogar,

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *