Cómo crear un jardín acuático

Cómo crear un jardín acuático en casa

El jardín acuático es una opción verde muy decorativa

La arquitectura y el interiorismo son capaces de integrar cada vez más el mundo natural en las viviendas. El jardín vertical y el jardín acuático son dos opciones muy útiles para responder a este gusto creciente.

Qué es un jardín acuático

Por jardín acuático entendemos el que está construido sobre un medio acuoso, ya estén las plantas totalmente sumergidas en él, con parte de su tallo en el agua o parte fuera o con especies flotantes como los nenúfares.

Aunque el entorno ideal para construir jardines acuáticos es una zona de jardín, las viviendas más pequeñas también pueden contar con uno construido en macetas, peceras o incluso tazas metálicas tipo cacerola. Los únicos requisitos son que tenga al menos 20 cm de profundidad y otros 20 de ancho. Elígelos hechos en piedra, cerámica, metal galvanizado, acero inoxidable o arcilla. El cristal es el que resulta más vistoso desde el punto de vista estético, pero requiere un mantenimiento superior. Evita, eso sí, el cobre, el cinc y otros metales pesados que pueden filtrarse al agua y dañar las plantas.

Qué plantas elegir y cómo cultivarlas

Las plantas acuáticas se clasifican en:

– Sumergidas, que viven bajo el agua por completo. Es el caso de la elodea o la cabonba acuática.

– Emergentes, que tienen parte del tallo sumergido pero sacan sus hojas y florecen por encima de la superficie. Los lirios y los lotos están en esta categoría.

– Flotadoras, que cubren la superficie y se mantienen frescas siempre que estén en contacto con ellas. Cuanto más caliente esté el agua, menos oxígeno recibirán, antes se marchitarán y más algas crecerán en tu jardín. Los nenúfares son las flotadoras más bellas.

Diseña el jardín a tu gusto asegurándote de que todas las plantas que siembras tengan los mismo requerimientos de temperatura y salinidad para que ninguna se dañe. El mantenimiento de este tipo de espacios es sencillo. Instala un buen sistema de drenaje que mejore la limpieza de tu jardín y uno de recirculación que depure el agua. Prográmalo para que trabaje tal y como te recomiende tu jardinero y ¡a disfrutar de tu jardín bajo el agua!

Tags: hogar, jardin,

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *