Cómo convertir un garaje en un espacio útil

Cómo convertir un garaje en un lugar habitable

Un garaje ofrece muchas posibilidades a tu vivienda

Un garaje es un recurso estupendo para mantener nuestro coche a salvo de las inclemencias del tiempo y evitarnos dar vueltas y vueltas para encontrar aparcamiento en la gran ciudad. Parece obvio que las familias que cuentan con una plaza de garaje en una comunidad de vecinos no cuentan con muchas más alternativas que usar este espacio para guardar su vehículo, como mucho la comunidad les permitirá colocar un armario siempre que no moleste al resto de plazas.

Un garaje permite ganar metros útiles en una vivienda unifamiliar.

¿Pero qué ocurre con esas familias que adquiere una vivienda unifamiliar y cuentan con un gran garaje al que no saben sacarle partido? En este caso las posibilidades se multipican. Desde usarlo como simple guardacoches a crear en él una sala multimedia para ver la tele, un cuarto de juegos para los niños, un despacho si trabajas desde casa, una zona de librería para amantes de la lectura, un cuarto de invitados, una despensa… hasta crear una vivienda totalmente independiente que alquilar a otra familia, una práctica muy extendida en Estados Unidos pero que no cuenta con muchos partidarios en nuestro país, entre otras cosas por la falta de legislación al respecto.

¿Quieres ganar algo de espacio a tu casa usando el garaje de una forma alternativa? Atenta a lo que necesitarás y las opciones con que cuentas.

Permisos y licencias.

Edificar en un garaje no es una tarea sencilla desde el punto de vista administrativo. Necesitarás conocer la legislación al respecto en tu Comunidad Autónoma y contactar con un arquitecto que elabore un proyecto de edificalidad del lugar. Este el primer paso para conseguir la licencia de obras y habitabilidad de tu garaje.

El aislamiento.

Los garajes son espacios fríos, generalmente sin calefacción y que cuentan con otro hándicap en materia de aislamiento: la puerta de entrada a él. Esta puede ser sustituida por un amplio mirador con ventanas aislantes. Elígelas tan grandes como sea posible pues los garajes suelen ser espacios bastante sombríos. Sustituye las ventanas existentes por otras con doble cristal e instala paneles de insonorización para no molestar a tus vecinos.

El agua y la luz.

Contrata un fontanero para que alargue las tuberías de tu vivienda hasta el trastero y planificad un pequeño aseo. Sea cual sea el uso que vayas a darle, si tienes pensado pasar muchas horas en tu nueva estancia te resultará pesado tener que subir hasta casa cada vez que quieras ir al servicio.
Y lo mismo ocurre con la luz. Piensa bien los puntos lumínicos que vas a necesitar e instalad tantos enchufes como puedan haceros falta. El momento es ahora que vais a hacer la obra general, después os dará más pereza hacer cualquier pequeña reparación.

Los tabiques.

Al tratarse de un espacio con poca luz, cuantos menos haya, mejor. El pladur es el material más usado en la planificación de los garajes por su versatilidad. Haz dos pequeños tabiques con una puerta sencilla para el aseo y poco más. Las paredes hechas de pavés pueden ser tu gran aliado, permiten separar estancias sin restar mucha luz al conjunto. Tenlo en cuenta.

El suelo.

Los garajes no suelen contar con un solado apto para su uso diario. Lo primero que debemos confiar en este punto es que nuestro garaje no tiene humedades. De haberlas, tendremos que hacer un estudio del subsuelo para eliminarlas. Una vez solventada esta cuestión, elige un suelo aislante que mantenga alejado el frío del cemento de las capas inferiores. En este sentido, la tarima flotante y las alfombras parecen el recurso más útil y económico.

La decoración.

Elige muebles sencillos, minimalistas y en los que prime la funcionalidad. Ya que has emprendido esta gran reforma en tu casa, procura que su decoración no desentone con el resto de tu vivienda y asegúrate de que el mobiliario y complementos elegidos cumplen con la idea que os planteasteis al principio de la obra.

Tags: hogar,

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *