Cómo decorar con marsala

Cómo decorar con el tono marsala

El marsala, perfecto para tu hogar

Cada año Pantone, la máxima autoridad mundial en lo que a cromatismo se refiere, da a conocer cuál va a ser según ellos el color del año. Y en pocas ocasiones se equivocan. 2015 estuvo dominado por un tono viejo conocido en decoración, el marsala. Este tono marrón rojizo llenó escaparates de tiendas, complementos de moda y también algunos hogares.

Lo cierto es que el marsala es un tono que se ha venido usando durante décadas, si no siglos, en interiorismo por su versatilidad, por la facilidad de combinarlo con muebles y otros tonos y por ser una color a la vez acogedor e intenso.

El color marsala

El marsala debe su nombre a la ciudad de Marsala, en la región de Sicilia. Esta localidad da nombre a un vino tinto que tiene precisamente ese tono marsala, un color marró rojizo que se asemeja al burdeos con un toque más vivo. Elegante, intenso y acogedor es alguno de los adjetivos que creativos y diseñadores le atribuyen y que nos permite usarlo en cualquier estancia de la casa.

Cómo usar el marsala en decoración

Cómo decorar con marsalaEl marsala es un color intenso que puede llegar a saturar si lo usamos en exceso. La clave a la hora de emplearlo está en la mesura. Unos toques de este tono pueden llenar de vida una habitación; emplearlo en todas partes nos resultaría excesivamente agobiante y restaría luz.

01. Combínalo bien
Existen multitud de colores que combinan con el marsala. Nuestros favoritos son el blanco y el beige. Elegir muebles en estos tonos y colocar cojines, alfombras o cortinas en marsala dan un toque muy sofisticado. Si se busca una decoración más elegante, lo ideal es combinarlo con diferentes tonos de rosa y gris (rosa palo y gris piedra, por ejemplo).

Además, por extraño y estridente que te parezca, puede ser el contrapunto perfecto de los colores azules y verdes, elegido en pequeñas pinceladas aquí y allá.

02. La clave, los complementos
Aunque hay quien se atreve a decorar paredes y puertas en este oscuro color, lo cierto es que el marsala es un tono perfecto para emplear en los complementos de nuestra casa. ¿Has preparado la mesa con tu mantel de hilo blanco y tu vajilla del mismo tono? Añade unas servilletas, un centro floral o unas velas marsalas y verás cómo cobra vida. ¿Estás cansada de tu salón en tonos ocres? Cubre tus sofás con una manta marsala o cambia tu viejo bandó por uno en estos tonos. El mercado está lleno de opciones para disfrutar de este color. Todo es cuestión de dar con el equilibrio y llenar tu hogar de vida y sofisticación.

Tags: hogar,

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *